Trabajadores de Rappi protestaron quemando las maletas de domicilio

Trabajadores de Rappi (rappitenderos) protestaron, en la tarde de este jueves, frente a las oficinas de la compañía de domicilios, en el norte de Bogotá.

Quemando las maletas que usan para los domicilios, los rappitenderos se manifestaron y exigieron mejores condiciones laborales.

“De un pedido de $45.000, yo recibo $3.000, $2.500, y el cliente paga, solo por el domicilio, $7.000, $8.000”, dijo un rappitendero a la W radio.

Otro de los trabajadores denunció irregularidades en los pagos, también a la emisora.

“Es un fraude: nos clonan las cuentas y nos cobran pedidos que no hemos hecho. Nos montan deudas que no tenemos y nos bloquean”, agregó el hombre.

Mientras que otro aseguró: “Es algo injusto, quienes se llenan los bolsillos son ellos y nosotros trabajamos con lluvia, sol”.

Los rappitenderos no están afiliados a salud, pensión y ARL, y lo que se ganan depende de los domicilios del día.



Deja un comentario