¿Quién enseña economía a los empresarios colombianos?

La semana pasada RCN Radio le dedicó una hora a entrevistar a tres gerentes de multinacionales sobre la economía nacional. Hay que abonarles el acierto en hablar del tema más importante del país: la economía. Pero desconcierta el desconocimiento de los entrevistados sobre los fundamentos básicos en esta materia.

Se enfocaron en que la competitividad depende de los costos laborales, que hay que flexibilizar más el mercado de trabajo, se quejaron de los altos impuestos y desean que Colombia exporte el 60 % de lo que produce. Vale la pena darles tres simples lecciones:

  1. El 1 % de la población acapara el 20 % de la riqueza, el 1 % de las fincas el 81 % de la tierra y el 0,73 % de las empresas el 52 % de las utilidades empresariales. Este problema de concentración no es socialista, sino capitalista, porque sin demanda la economía se estanca.
  2. La riqueza proviene del trabajo. Si usted deja $ 1.000 sobre el escritorio, ninguna fuerza esotérica los volverá ganancia. El trabajo no es un costo contable y ningún empresario demanda trabajo por generosidad, sino para ganar más.
  3. El éxito empresarial depende del entorno político, social y económico. Esto se llama competitividad y solo se logra cuando los Estados invierten recursos, que provienen de los impuestos. En EE.UU., el país más capitalista del planeta, el 34,8 % de toda su riqueza se explica por el gasto del gobierno. En comparación, en Yemen es el 8 %. ¿A cuál nos queremos parecer?

Estas tres lecciones básicas de economía son la explicación de por qué hay países en donde la calidad de vida es mejor: si hay producción hay empleo, si hay empleo hay ingreso y, si hay ingreso hay consumo que obliga a producir más…y pagar impuestos. No es un misterio, es resultado de la decisión de querer hacerlo y no es individual, sino social. El triunfo propagandístico del modelo vigente ha sido hacer creer que cada quien lo logrará por su propio esfuerzo. ¡Éxitos!

Por: Mario Valencia, director Cedetrabajo



Deja un comentario