Adiós de Philip Morris lesiona a 1.500 tabacaleros en Santander

El anuncio de Philip Morris International (PMI), tabacalera estadounidense, de no celebrar nuevos contratos para la compra de la hoja de tabaco a partir del próximo año (2020) en el país, lesiona seriamente, el bolsillo, de aproximadamente, 1.500 familias cultivadoras de la hoja en Santander.

En Colombia PMI tiene acuerdos comerciales con 2.500 familias en la modalidad de contrato; lo que significa, que en este departamento se encuentra 60 de las afectadas.

En Santander se tienen más de 1.000 hectáreas plantadas en tabaco con contrato de venta con PMI, con un promedio de siembra de menos de una hectárea por familia, ya que este cultivo es netamente de economía campesina.

De acuerdo con Heliodoro Campos Castillo, gerente de la Federación Nacional de Tabacaleros, Fedetabaco, la producción de esa área no tendría comprador, producción que puede valer cerca de $13.000 millones anuales que no llegarían a ser parte de la economía de esas regiones, principalmente, de las provincias Comunera y Guanentina.

En Santander, según Campos Castillo, se tienen aproximadamente 3.000 familias dedicadas a la siembra de tabaco; lo que significa que la decisión de la PMI, afectará de manera directa al 50% de los tabacaleros. “El 50% restante vende su producción a la British American Tobacco, BAT, y al comercio de Piedecuesta para la confección de tabacos y cigarros finos”, agregó.

Los productores de Santander le producen a PMI las variedades Virginia, Burley y una cantidad menor de hoja negra.

La propuesta
Campos Castillo dijo que le presentarán una propuesta a la PMI que involucraría un tiempo de transición para que sigan las compras por un periodo determinado o que realicen unos aportes a un fondo (que sería igualmente alimentado por el ministerio de Agricultura) para adelantar, de manera acelerada, programas de reconversión con las familias afectadas que en el país llegan a 2.500.
“PMI aduce que cierra las compras por la incidencia del contrabando; sin embargo, sigue operando en otras partes del mundo donde el contrabando es del orden del 25%. Es un argumento que no sabemos hasta que punto sea cierto y válido”, agregó.
El directivo dijo que PMI, les informó que dará cumplimiento a los contratos vigentes de compra anticipada de hoja de tabaco; es decir, hasta el cierre del 2019.
Campos Castillo dijo que el problema es muy grave, pues, literalmente, se acaba de un tajo la actividad tabacalera en Santander, las cual llevaba siglos en desarrollo.
“Siempre nos han dicho que debemos reconvertirnos; pero jamás nos han manifestado cómo, cuándo y dónde”, agregó el directivo.


Deja un comentario